1. No dejar correr el agua al enjabonarse en la ducha, al lavarse las manos o los dientes o al afeitarse.
  2. Es preferible no bañarse, mejor ducharse. Mejor aún con un mango de ducha con reductor de caudal.
  3. Revisar periódicamente los inodoros y grifos por si hay fugas. Reemplazar juntas en caso necesario.
  4. Si es posible, calentar el agua con colectores solares, y no con energía fósil.
  5. En caso de adquirir nuevos electrodomésticos, prestar atención a la categoría energética A, A+ o A++.
  6. Reduciendo el consumo diario de papel (reutilizar la segunda cara, imprimir lo imprescindible, etc.), reducimos el agua consumida para confeccionar el papel.
  7. Consumir productos locales (Km 0) y propios de cada estación. Son más económicos y sostenibles.
  8. Poner la lavadora cuando esté llena. Utilizar programas de ahorro. Utilizar prelavado solamente en caso de ropa muy sucia.
  9. Si es posible, recoger el agua de lluvia para regar las plantas.

  1. Utilizar un mecanismo de descarga interrumpible (ecostop - Start&Stop) o uno con doble pulsador. Si lo desea le ayudaremos a elegir uno de nuestra amplia gama.
  2. Asegurarse que el inodoro no pierde agua. Revisarlo periódicamente.
  3. Colocar un reductor de caudal en el mango de ducha. Además de ahorrar agua con cada ducha, ahorraremos la energía para calentarla.
  4. Utilizar aireadores de ahorro de agua en los grifos. Los aireadores incorporan aire al chorro, mejorando la sensación de "mojado" y reduciendo el caudal de agua.
  5. Si su cisterna tiene entrada inferior, utilizar un grifo flotador con tecnología Ecofloat. Ésta tecnología retrasa el llenado de la cisterna, evitando así que el agua se pierda innecesariamente.

ahorroagua
Con este símbolo queremos resaltar los productos eficientes que proporcionan un ahorro de agua.
Los encontraremos entre los mecanismos de cisterna WC, los mangos de ducha y los aireadores.